Etiquetas

,

Perdí los fiordos de la fe.

La primera vez que le di la mano al pan.

El rigor del invierno dio paso a la primavera con sus excesos.

Eliminar el yo de la ensalada.La vida, el arte más inútil.

El azar nos hace fuertes e indestructibles. Refuerza los cristales de nuestro hogar, y reparte colirio a nuestros cansados ojos. (A Antonio Vega)

Como un manto de estrellas seguiré tu estela, por las noches. donde pongas tu mirada,  allí mi sonrisa. Como un bando de gaviotas seguiré tu brillo, por el día, donde pongas tus labios, allí los míos. (A José Monge Cruz, Camarón de la Isla)

El viento en su huída ragalaba rosas rojas.

Como una exaltación de canicas.

Él  vino y se convirtió en tinto.

 

.

Anuncios